RENACER EN VARANASI

Kashi, Benarés o Varanasi es una de las ciudades más antigua del mundo continuamente habitadas y el lugar más sagrado para el Hinduismo.

No es común en mí planificar un viaje, pero al ver un documental sobre los ritos funerarios que aquí ocurren, supe que tenía que visitarla en mi paso por India. ​Miles de hindúes peregrinan esta ciudad a las orillas del río Ganges no solo como puya (presentar respeto a las deidades), sino porque creen que morir aquí los liberará del ciclo de reencarnaciones y conseguirán la salvación.

 

Incluso más potente que como me lo imaginé, el choque de culturas, lo sagrado de cada rincón y la concepción sobre la vida y la muerte en esta ciudad me dieron vuelta la cabeza. No soy la misma persona después de pasar tres semanas entre el humo de las cremaciones, niños de la calle y callejones oscuros.

--

 

Ghats de Varanasi, escaleras que dan al río Ganges donde los locales se asean, dan de comer a sus animales y lavan sus ropas; los peregrinos realizan puyas y ceremonias, y los hinduistas creman los cuerpos de personas fallecidas. 

IMG_9863.jpg

Leña con la cual se hace la cremación de cuerpos en Manikarnika Ghat. Se requieren por lo menos 350kg de madera para un solo cuerpo y un estimado de cien personas son incineradas todos los días en rituales al aire libre en los que sólo participan hombres.

Hombre cortándose el pelo según dicta la tradición luego de la pérdida de un familiar.

Estructura en la cual se incineran cuerpos en Harishchandra Ghat, uno de los dos crematorios sagrados de Varanasi.

Manikarnika Ghat, lugar donde se queman los cuerpos de los hinduistas que pueden pagar por una ceremonia de cremación en la ciudad más sagrada para la religión. Se pueden ver hasta veinte cuerpos quemándose al mismo tiempo.

© 2018 by Antonia Lira. Proudly created with Wix.com

  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon