CALCUTA POR KILO

Estuve menos de 24 horas en una ciudad que temía solo por nombre. Me dejé llevar por dos compañeros de hostel a este mercado sin saber nada de lo que me encontraría dentro.

Y paf! La India y su surrealismo! Cientos de personas ocupadísimas cargando cantidades monumentales de frutas y verduras sobre sus cabezas. Otra raza de “hombres-caballo”, como le llamaría Lapierre en la Ciudad de la Alegría a quienes tiran de rickshaws por las calles de Calcuta.


El reloj avanza, los pies no paran y los gritos para que te corras del camino tampoco. Y tú ahí, con tu cámara.

--

IMG_1652.jpg

© 2018 by Antonia Lira. Proudly created with Wix.com

  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon